Observatorio de Enoura

A unas estaciones de la estación de Odawara (área de Hakone), se encuentra una pequeña joya escondida para los amantes del arte y arquitectura japonés. Estamos hablando del Observatorio de Enoura, de la Fundación de Arte de Odawara, una experiencia inolvidable que te dejará boquiabierto.

Símbolo que marca la entrada al Observatorio de Enoura

Este observatorio fue creado por Hiroshi Sugimoto, un famoso fotógrafo y arquitecto japonés que actualmente vive en Nueva York y en Tokio. Ha creado varias obras de renombre y es posible encontrar sus fotografías incluso en Benesse House en la isla de arte de Naoshima. Hiroshi Sugimoto dedicó 10 años en planificar este observatorio y otros 10 en construirlo, lo que se ve claramente en el esfuerzo y cariño empeñado en este lugar y haciéndolo una parada obligatoria para aquellas personas amantes del arte y la arquitectura.

Pozo con vidrio óptico, lo que crea efectos de luz en días lluviosos cuando las gotas caen al pozo

El Observatorio de Enoura tiene una exhibición de varios objetos y modos de construcción de la arquitectura japonesa desde tiempos inmemoriables, lo que hace un paseo por sus patios un viaje a través del tiempo. Desde piedras hasta portones, los visitantes pueden apreciar cómo ha cambiado la arquitectura japonesa a través de los años.

Meigetsu Gate, construida durante el período Muromachi (1336-1573)

A pesar de tener esta exposición de objetos invaluables, la razón por la que el Observatorio de Enoura se considera un observatorio y no un museo es porque el principal objetivo del lugar es poder observar y admirar la naturaleza que lo rodea. Enoura se ubica en una zona privilegeada de Odawara donde el contraste entre las montañas, mar y cielo dejan a más de uno sin palabras. El observatorio nos entrega la oportunidad perfecta para contemplar cómo el arte y la naturaleza pueden coexistir y crear una harmonía como nunca antes vista.

Obra que representa la función hiperbólica en matemáticas

Entre todas las obras y exposiciones en el observatorio hay varias que llaman la atención por su creatividad o por su contraste con la naturaleza, recordándonos sobre nuestra relación con nuestro planeta. Una que nos llamó la atención fueron los restos de una pagoda que se encontraba en Hiroshima al momento de la bomba nuclear. Debido al calor y a la radiación, la pagoda se deformó a tal punto que es imposible ver cómo era originalmente. Hiroshi Sugimoto la eligió para el observatorio como un recuerdo de los efectos de las bombas atómicas.

Restos de una pagoda de Hiroshima

Si quieres visitar el observatorio, se recomienda hacer reservaciones con anticipación. Ya que el número de reservas están limitadas por sesión, el número de personas al interior del observatorio es lo suficientemente pequeño para poder disfrutar de las obras y exposiciones en contraste con la naturaleza que los rodean. Queda un poco alejado de Tokio, pero si tienes tiempo o ya te encuentras en la zona, recomendamos visitar este observatorio en medio de las montañas!

ODAWARA ART FOUNDATION-ENOURA OBSERVATORY
362-1 Enoura, Odawara, Kanagawa, Japón
Teléfono: +81-465-42-9170 (sólo en japonés)
Horario: sesión de mañana de 10:00 a 13:00 y sesión de la tarde de 13:30 a 16:30
Entrada: 3000 JPY (3500 JPY sin reserva)
Página web: https://www.odawara-af.com/en/enoura/

Deja un comentario